Remedios Naturales

Aquí encontrarás que remedios podemos aplicar para paliar los síntomas físicos que produce la ansiedad de una forma natural y sin tener que recurrir a medicamentos.

La ansiedad, como ya hemos dicho, puede afectar a innumerables partes de nuestro organismo a través de distintos tipos de síntomas sin que en principio puedan parecer interrelacionadas.

Dependiendo como curse el trastorno, puede afectar a uno o varios de nuestros sistemas, y desarrollar uno o varios síntomas. 

El organismo está capacitado mediante dos sistemas de activación neuroendocrinos de alerta para adaptarse y reaccionar ante una amenaza.

Estas sustancias son responsables de la aparición de muchas de las manifestaciones físicas de la ansiedad, algunas de ellas, quedan reflejadas a continuación clasificadas por el sistema al que afectan.

Sistemas del organismo afectados por la ansiedad:

Sistema nervioso:

Alteraciones de la visión (Visión borrosa,doble…), temblores, escalofríos, sofocos, contracturas, dolor cervical y lumbar, fatiga, tensión muscular, mareo, perdida de equilibrio, desmayos, cefaleas, perdida de memoria y atención.

ansiedad sintomas fisicos tratamiento

Sistema digestivo:

Sequedad en la boca, dificultad para tragar, nauseas, vómitos, meteorismo, reflujo gastroesofágico, dolor abdominal, acidez gástrica, estreñimiento, diarrea.

Sistema respiratorio:

Opresión en el pecho, dolor al inspirar, tos, rinitis, sensación de ahogo, aumento de frecuencia respiratoria.

Sistema cardiovascular:

Palpitaciones, hipertensión, taquicardia, angina de pecho.

Sistema dermico:

Sudoración, piel fría, palidez, hormigueo, picor, eccemas, alopecia, canas.

Sistema genitourinario:

Micción frecuente y escasa, dolor al orinar, inapetencia sexual, eyaculación precoz, impotencia, frigidez.

Resulta clave actuar ante estos síntomas, en los que el médico deberá actuar viendo más allá de la manifestación del propio síntoma o síntomas y ofrecer un tratamiento específico que ahorre al paciente pasar años con una pésima calidad de vida, viendo afectada su productividad laboral, y sufriendo en sus relaciones sociales y familiares.

Existen multitud de tratamientos que enfocados de forma única o multidisciplinar pueden reducir o anular los síntomas de la ansiedad.

El Dr. Domènec Luengo, psicólogo y psicoterapeuta especialista en trastornos de ansiedad, profesor del ICE de la Universidad de Barcelona, responde a una serie de preguntas sobre el tratamiento de los síntomas físicos de la ansiedad en el siguiente audio:

Entrena tus hábitos:

Dormir:

El sueño es un factor muy importante a la hora de mantener nuestro organismo sano. Desequilibrios en el mismo pueden ser la puerta de entrada a múltiples patologías. Adquirir unos hábitos de sueño saludable se convierte en algo básico. Procura establecer una rutina para ir a la cama, haciéndolo siempre a la misma hora. Evitar permanecer frente a pantallas iluminadas antes de acostarse es importante para no confundir a nuestro cerebro y alterar los patrones de sueño. Siempre es preferible la calidad a la cantidad.

Comer:

La ansiedad puede afectar a nuestro apetito. Dale a tu cuerpo lo que necesita no lo que quiere.  Los cereales ayudan a regular los niveles de serotinina, que se suele encontrar en niveles bajos en personas con ansiedad y depresión. Evita el consumo de alimentos procesados, azucares y bebidas estimulantes.

Respirar:

Hacerlo correctamente y aprendiendo técnicas de respiración abdominal. es una magnifica manera de estimular el nervio vago. Éste es clave en la comunicación entre el cerebro y el cuerpo. Pertenece al sistema nervioso autónomo (el mismo que se encarga de desencadenar las respuestas de ansiedad) y actúa enviando señales de relajación y tranquilidad.

ansiedad sintomas tratamiento meditacion

Estos cuestiones no por simples dejan de cobrar gran importancia, ya que muchas veces pasan totalmente desapercibidas cuando estamos inmersos en los síntomas que nos provocan la ansiedad.

Una vez que tenemos bajo control los aspectos básicos podemos avanzar en otras áreas que vaya reduciendo cada vez más el problema.

Existen mecanismos que podemos probar antes de recurrir a la medicación como son la aplicación de diversas técnicas.

Técnicas para controlar la Ansiedad:

Terapia:

Una de las formas más efectivas para tratar la ansiedad sin fármacos.

A través de la terapia se pueden conocer las causas y desarrollar técnicas y habilidades para lidiar con la misma. Por ejemplo, con una terapia cognitivo conductual, se enseña al paciente herramientas con las que modificar sus patrones de pensamiento y es una de las más rápidas a la hora de la obtención de resultados, y consiguiente reducción de los síntomas fisiológicos y psicológicos (tiene una duración aproximada de entre 10 y 20 sesiones). Aunque actualmente también existen otras opciones.

La OMS habla en el siguiente artículo relacionado sobre las ventajas en el rendimiento del tratamiento de la depresión y la ansiedad con respecto al coste económico.

Ejercicio:

Básico, no sólo como terapia complementaria a la ansiedad. Mejora la salud en general, genera ansiedad sintomas tratamiento deporteendorfinas, lo que provoca sensación de bienestar y felicidad. Mantenido en el tiempo nos aporta cada vez más beneficios: mejora nuestra calidad de sueño, reduce nuestro peso, mejora nuestra autoestima, e invierte la espiral de hábitos no saludables.

Dieta y suplementos alimenticios:

Como mencionamos anteriormente, comer bien es una cuestión clave en nuestra recuperación. Mantener una dieta balanceada que aporte todos los nutrientes es esencial. Aunque existe muchas opiniones respecto a este tema, se estima que algunos complementos y minerales ayudan enormemente en la recuperación de un estado de ansiedad. Por poner un ejemplo, el magnesio se consume en mayor cantidad en situaciones de estrés y ansiedad, por lo que poner un refuerzo de este mineral siempre puede ser una buena idea.

Por último y si los síntomas y la duración sobrepasan nuestras capacidades, siempre hay que acudir a un especialista que nos pautara un tratamiento integral, con la necesaria medicación y las terapias complementarias que sean oportunas.

La receta para mantener el estrés bajo control:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *