Ataques de Pánico

Nos encontramos ante un trastorno de la ansiedad que es conocido de diferentes maneras: ataque de pánico, crisis de ansiedad, ataque de ansiedad o crisis de pánico. Incluso en ocasiones también llamado crisis de angustia.

¿Qué es?

En definitiva, e indistintamente con el nombre al que le hagamos referencia, un ataque de pánico es la experimentación de un intenso miedo y malestar que se desencadena de una forma súbita y temporal (su duración puede ser de unos pocos minutos o incluso horas).

El desarrollo del trastorno de pánico, viene producido por un estado de ansiedad, y acontece de forma abrupta sin tener un desencadenante claramente definido. Además, esta reacción viene acompañada de una sensación de incapacidad para controlar el ataque de pánico.

ataques de panico
Ataques de Pánico

La reacción de ansiedad es tan intensa, que las personas llegan incluso a tener la sensación de que pueden morir y experimentan un miedo atroz a volver a sentir otra crisis de pánico.
Durante los episodios de ataque de ansiedad, el malestar sentido es tan grande que las personas evitan someterse a estímulos o situaciones asociadas a las acontecidas durante los ataques de pánico. Por lo que en muchas ocasiones se vuelve un trastorno altamente incapacitante al limitar de forma sensible determinados aspectos de la vida de las personas.

Una de las consecuencias de los ataques de pánico es otro trastorno conocido como agorafobia.

Causas:

No existen causas de los ataques de pánico definidas con claridad. Aunque poco a poco y a través de diversos estudios se van conociendo determinados factores comunes. Las crisis de pánico son dos veces más comunes entre mujeres que en hombres, los síntomas se inician entre los 25 años y los 35. También puede producirse en niños, pero no es frecuente su diagnóstico hasta que son mayores.

Crisis de Pánico
Crisis de Pánico

¿Por qué se producen los ataques de pánico?

Parece ser que el componente genético guarda un factor de peso, pero se da en pacientes afectados por ataques de angustia sin haber tenido antecedentes familiares. Lo que si guardan en común en la mayoría de los casos los pacientes afectados por ataques de pánico, es el haber sufrido en un momento del pasado, algún hecho traumático o percibido como muy dramático (como por ejemplo la muerte de un ser querido, un grave problema económico, un aborto…), que sobrepasa las capacidades psíquicas de asimilación del paciente y establece una base para sufrir crisis de pánico en el futuro.

Síntomas:

Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-V, los síntomas de crisis de pánico han sido definidos como trece.

Para que una persona pueda ser diagnosticada de forma eficiente bajo un trastorno de crisis de pánico tiene que sufrir de forma concurrente al menos cuatro de estos síntomas de pánico.

Síntomas de ataque de pánico:

ataques de panico sintomas
Síntomas de los Ataques de Pánico

1. Sudoración.
2. Sensación de ahogo o falta de aliento.
3. Opresión o malestar en el pecho.
4. Elevación de la frecuencia cardíaca, palpitaciones o sacudidas en el corazón.
5. Temblores.
6. Sensación de atragantarse.
7. Molestias abdominales o nauseas.
8. Mareo, desmayo o inestabilidad.
9. Escalofríos o sofocos.
10. Parestesias.
11. Miedo a morir.
12. Miedo a perder el control o a estar volviéndose loco.
13. Desrealización o despersonalización.

TRATAMIENTO:

Los ataques de pánico se curan. Esto es debido a que es un trastorno tratable a través de distintas técnicas y con la aplicación combinada de las mismas. A través de la medicación, la terapia cognitivo conductual o la combinación de ambas se consiguen resultados muy óptimos.

Puedes consultar estas técnicas en el siguiente enlace donde se exponen los tratamientos existentes para controlar los ataques de pánico y los síntomas de la ansiedad.

La agorafobia es un trastorno íntimamente relacionado con los ataques de pánico, ya que se suele originar como consecuencia de estos. Por eso, la terapia cognitivo conductual indicado para el tratamiento de la agorafobia es también adecuado para el tratamiento de los ataques de pánico.

tratamiento ataques de panico
Controlar la respiración

¿Cómo superar los ataques de pánico?

El control de la respiración se vuelve algo fundamental durante una crisis de pánico. Una respiración lenta y abdominal, apoyado en un pensamiento en el que te digas a ti misma: “estos síntomas son sólo debidos a la ansiedad, sólo tengo que seguir respirando de forma tranquila y pasará”, ayudará a controlar el ataque de pánico y que no vaya a más.

Si esto no es posible, respirar en el interior de una bolsa, inspirando el mismo aire que se ha expirado ayuda a controlar la hiperventilación, que es una de las sensaciones más angustiosas que se sienten durante un ataque de pánico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *