Como Curar la Agorafobia de Forma Natural

como curar agorafobia forma natural

Solo se necesita aprender dos cosas.

A los médicos no les gusta hablar sobre curas. Existen demasiadas enfermedades que remiten y recaen, es decir, parecen desaparecer y luego regresan de nuevo en el futuro, pero en este articulo veremos como curar la agorafobia de forma natural.

Las afecciones psiquiátricas en particular tienden a ser crónicas. Además, no están tan bien definidas como otros tipos de afecciones médicas. Algunas son claramente enfermedades, similares en todos los sentidos a cualquier tipo de enfermedad médica.

Pero otras parecen ser solo una exageración de las cualidades de la mente, el estado de ánimo y el pensamiento, que están presentes en todas las personas en uno u otro grado.

Son, en resumen, una exageración de lo normal. Por lo tanto, no es sorprendente que alguien a quien se le diagnostica un trastorno emocional -y se le trata aparentemente con éxito- pueda volver a mostrar síntomas similares en el futuro.

Estas alteraciones son parte de la condición humana. Los pacientes que se encuentran indebidamente ansiosos, por poner un ejemplo, pueden volver a estar ansiosos siempre una vez más.

Una persona que pasó una grave depresión en el pasado puede deprimirse de nuevo por todo tipo de razones diferentes.

Los trastornos de ansiedad , en particular, tienden a ser duraderos; y sin embargo, los miedos particulares, si son específicos y fácilmente definibles, pueden ser tratados y eliminados.

Por ejemplo, aquellas personas que sufren de ansiedad por que están preocupadas por su salud tienen conceptos erróneos sobre la prevalencia de enfermedades graves, sobre la importancia que dan a ciertos síntomas físicos comunes, como dolores de cabeza, sobre el peligro de los gérmenes, sobre la necesidad de dormir y comer e ir al baño regularmente, sobre la importancia de los análisis clínicos que muestran parámetros fuera del rango normal, sobre los peligros de los medicamentos; y, especialmente, se inclinan a creer sin evidencia alguna de que puedan tener una vulnerabilidad especial a padecer cualquier tipo de enfermedad en general.

Todas estas ideas son combatidas una tras otra en el tratamiento de este tipo de trastorno.

El resto de trastornos de ansiedad se pueden definir de manera similar en términos de miedos o fobias particulares que los caracterizan, por ejemplo, la importancia que para algunas personas tiene realizar cualquier tarea de forma perfecta, que es un sello distintivo del trastorno obsesivo-compulsivo.

Como se origina la Agorafobia.

Hay una serie de ideas que subyacen al trastorno de pánico y la agorafobia que generalmente lo acompaña. Algunos de estas son comunes también en otros trastornos de ansiedad:

agorafobia mundo peligroso
  • La idea de que el mundo es un lugar peligroso, y más peligroso cuanto más se aleja uno de casa.
  • La idea de que los extraños no sean dignos de confianza, incluso que puedan ser depredadores.
  • La idea de que se requiere una vigilancia permanente y constante para evitar accidentes.

Sin embargo, hay dos ideas particularmente críticas para el trastorno de pánico y la agorafobia:

  • La idea de que los sentimientos pueden volverse tan poderosos y tan desordenados que el individuo puede perder el control de su voluntad o su mente.
  • La idea de que las personas pueden quedar atrapadas en lugares comunes, como ascensores, aviones, cruzando un puente, un túnel o incluso cuando se está sentado tranquilamente en la iglesia o en un restaurante. O simplemente cuando se está de pie esperando en una cola.

Partiendo de estas premisas, para que el trastorno de pánico y la agorafobia se curen, la persona afectada solo debería tener en cuenta dos cosas principalmente, y ser plenamente consciente de ellas:

El ataque de pánico, sin importar cuán severo sea, sin importar de forma alguna las circunstancias en las que se esté produciendo, no causará nunca que el individuo afectado pierda el control de sí mismo.

Los Ataques de Panico no modifican tu conducta

Esa persona no se tirará con su coche desde un puente, ni gritará, ni hará nada peligroso o vergonzoso (aparte de alejarse de la situación fóbica perentoriamente).

Desde que los centros de control de Ansiedad y Fobias existen, no se ha constatado que ninguna persona bajo los efectos de un ataque de pánico haya tenido un accidente de coche.

Aunque ciertos individuos fóbicos pueden acabar desmayándose, como los que tienen fobia a la sangre y las heridas, en realidad, nunca podrán hacerlo mientras sufren un ataque de pánico porque la presión arterial aumenta y esto evita de facto que alguien pueda sufrir un desmayo.

Dos casos en particular vienen a mi mente en relación a lo anterior:

En una ocasión se constató que una anciana estuvo confinada en su casa durante la mayor parte de su vida de casada y coincidiendo a la vez durante el periodo que sus hijos estuvieron creciendo.

A pesar de no salir de casa nunca, ella dirigió con diligencia el hogar y a su familia.

Cuando sus hijos crecieron, decidió por algún motivo que estaba harta de quedarse en casa siempre.

Por sí sola, sin ningún tipo de tratamiento, salió al mundo exterior y durante un tiempo superó todos sus temores.

Ella nunca habría ido en busca de ayuda, salvo que un día decidió aprender a pilotar un avión. En su primer vuelo, tuvo un ataque de pánico. Después de esto, acudió a consulta para preguntar si después de su ataque de pánico era seguro para ella volar. Tras hacerle entender que sí lo era, ella consiguió obtener su licencia de piloto.

El otro caso fue el de un hombre conductor de metro.

Acudió a consulta porque estaba preocupado porque cientos de vidas dependían de él cuando conducía el tren. –“¿Está seguro de que es seguro a pesar de que sufro ataques de pánico?”-, preguntó. La respuesta como es evidente es que sí.

Por supuesto, que es posible que los pacientes con pánico tengan contratiempos al igual que todos los demás, pero no por el hecho de que sufran de ataques de pánico.

Es posible escapar de cualquiera de las situaciones que puedan originar un ataque de pánico.

La mayoría de las situaciones en las que las personas que padecen ataques de pánico se sienten atrapadas son obviamente aquellas en las que es sencillo emprender la huida: un restaurante, una conversación en un patio trasero, en un banco de la iglesia, en la cola de espera del banco.

agorafobia convenciones sociales

Se sienten atrapadas principalmente por las convenciones sociales. Tienen dificultades para levantarse y marcharse.

Un ascensor atrancado parece más difícil, pero incluso en esa situación el ascensor se puede abrir con una llave desde el exterior.

Alguien confinado en un avión puede moverse libremente la mayor parte del tiempo y no se encuentra en realidad más encerrado que alguien que se encuentre caminando por el pasillo de un edificio. Simplemente la persona fóbica siente que está atrapada.

Incluso en el sentido más literal, las personas no están realmente encerradas dentro de los confines físicos de un avión.

Un hombre extraordinario me dijo que un día tenía que tomar un vuelo directo a su casa, pero las aerolíneas disponibles en ese momento no tenían vuelo directo. Lo que hizo entonces fue algo más que sorprendente, cogió un vuelo cuya ruta sobrevolase su destino y cuando el avión estuvo próximo al aeropuerto que él prefería, fingió tener un ataque al corazón. El avión acabo aterrizando en el aeropuerto más cercano, que en este caso era el destino que el pretendía desde el principio.

Lamentablemente, o quizás, afortunadamente, la mayoría de las personas fóbicas no poseen este nivel de escrúpulos para recurrir a semejantes tácticas.

La psicoterapia es de principio a fin una experiencia de aprendizaje. Puede requerir -como lo hace en el caso de las fobias- practicar en la situación fóbica, o puede depender hasta cierto punto de más formación y educación , lo que se consigue, en gran parte, gracias a la relación terapéutica.

Pero solo se necesita aprender dos simples cosas para que el problema desaparezca.

Ejercicios para combatir la Agorafobia.

Cómo se consigue aprender estas dos lecciones:

De las dos, la lección más fácil de aprender es que la persona fóbica nunca se queda atrapada.

agorafobia espacios cerrados

Simplemente la repetición de la situación fóbica una y otra vez hace que esa situación particular sea menos aterradora.

Cualquiera puede levantarse durante el almuerzo para ir al baño. Cualquiera puede irse de un aula, un teatro o una iglesia. Cualquiera puede salir de un coche. Y en unos pocos minutos u horas, cualquiera puede salir de un avión.

Pero la segunda lección es más difícil. Para que un paciente realmente llegue a creer que no perderá el control, el paciente tiene que entrar deliberadamente en la situación fóbica y esperar entrar en pánico, como le sucedería tarde o temprano. Entonces esa persona debe permanecer en esa situación hasta que los sentimientos de pánico disminuyan, algo que lleva generalmente de cinco a diez minutos, más o menos.

Después de que una persona con pánico ha sentido la experiencia de calmarse sin huir de la situación fóbica por lo menos en diez o doce ocasiones, esa persona ya no necesitará la palabra de nadie que le convenza que ya no volverá a perder el control. Esas experiencias por si solas son las más convincentes y darán mayor seguridad al paciente de que puede sobrellevar las situaciones por si mismo.

Como tratar la Agorafobia de forma natural.

De acuerdo, ¿y después qué? ¿Cómo se sabe que un trastorno de ataque de pánico está curado?.

Una vez que la persona que sufre ataques de pánico aprende a no estar pendiente de sufrir un episodio de pánico (tal cosa acaba sucediendo) sus ataques vendrán a intervalos de tiempo cada vez más amplios y tendrán una duración de tiempo más breve. Normalmente desaparecen para siempre solo después de que el paciente ya no les presta atención. Por esa razón, cuando se le pregunta a los pacientes cuándo tuvieron su último ataque de pánico, ¡simplemente no lo pueden recordar!

agorafobia deja de pensar

Una vez que los dos malos pensamientos descritos anteriormente han perdido su efectividad, el trastorno de pánico desaparece y la fobia que surge por miedo a quedar atrapado también desaparece.

Aunque el resto de miedos no. La persona afectada aún puede tener miedo a los gérmenes o a padecer una enfermedad grave.

Estos temores representan otros trastornos de ansiedad que deben tratarse por separado, aunque de manera similar al de quedarse encerrado. Enfrentar esos miedos particulares de forma sistemática hasta que éstos puedan ser vistos de igual forma como poco realistas.


Fuente: (C) Dr. Fredric Neuman.  fredricneumanmd.com/blog


Agradecemos tu valoración 😉 :

4.8/5 - (5 votos)


Un comentario en “Como Curar la Agorafobia de Forma Natural”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *